Bajo el lema de “Cuando los animales viven sanos, los seres humanos también lo están”. Boehringer Ingelheim Animal Health refrenda su compromiso con la industria cárnica con soluciones innovadoras para prevenir, tratar y curar enfermedades en los animales a través de su portafolio de vacunas, antiparasitarios, terapias para ganado vacuno y servicios de atención médica preventiva avanzados.

 

Ejemplo de ello es Duoline® Pour-on: Nueva apuesta para el control de parásitos internos y externos en bovinos. Este antiparasitario, brinda a ganaderos, engordadores, médicos veterinarios y productores, una gran alternativa para el control de enfermedades causadas por parásitos externos y gastrointestinales en una sola aplicación, generando el menor estrés posible en el animal.

 

Al respecto, José Ángel de la Fuente, Director del segmento de Rumiantes y Equinos de Boehringer Ingelheim Animal Health México, aseguró “Nos dimos cuenta que uno de los principales retos para desparasitar a los bovinos de manera efectiva es evitar, en gran medida, el estrés de los animales y cuidar que las dosificaciones sean las correctas para asegurar su salud”.

 

En ese sentido, señaló que actualmente existen métodos como los baños de inmersión que consisten en ingresar al animal dentro de un bañadero y sumergirlo a fin de que la solución parasiticida cubra su cuerpo; sin embargo, a veces el manejo es complicado en muchos sentidos ya que, es importante evitar que entre agua de lluvia, ocurran escurrimientos de terreno, cuidar el equilibrio entre cantidad de agua que asegure las condiciones de pH del baño, evitar que sea durante horas de sol fuerte, entre otras cosas que pueden alterar su efectividad.

 

Por esta misma razón, el MVZ. Josué Gómez, Asesor Técnico de BIAH, mencionó, “La aplicación tópica de Duoline® Pour-on es una excelente elección para el control de infestaciones mixtas tanto externas como internas en el ganado, evitando manejos excesivos y pérdidas por el estrés, cabe resaltar que no es necesario tocar al animal para desparasitarlo”.

 

Además, los especialistas señalaron que este parasiticida no sólo previene y ataca a estos molestos intrusos, sino que beneficia a los productores promoviendo un menor gasto de agua, menor riesgo por sobre-exposición al personal, menos estrés para el ganado y menor tiempo de aplicación.