Fuente: https://www.elfinanciero.com.mx/

 

El presidente del Consejo Nacional Agropecuario subrayó que el campo mexicano necesita un garantía de mayor estabilidad por parte del Gobierno federal.

 

Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario, afirmó este martes que para sostener el crecimiento de 10 por ciento del sector es necesario de paz laboral, Estado de Derecho y una visión integral del campo mexicano en la tercera edición del Foro Agro.

 

En entrevista con Enrique Quintana, director general editorial de El Financiero, el directivo señaló con preocupación la situación de las huelgas laborales en el norte del país que pueden contagiarse a otros sectores, sobre todo en el marco del nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), y el convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

 

“Estamos comprometidos por el T-MEC, a modificar el convenio 98 de la OIT. ¿De qué va a depender el éxito? Del buen uso que si haga de eso, de si tenemos el respaldo de las autoridades y que no se van a permitir sindicalismos ‘charros’. Si se le da fuerza a organismos internacionales, le va a ir muy mal a México”, dijo.

 

De la Vega señaló que, por ello estas huelgas podrían propagarse a la zona sur del país, por lo que subrayó como necesario lograr un balance entre salarios justos y equilibrios productivos para conseguir “la paz laboral”.

 

Por otra parte, el presidente del CNA remarcó como necesario una visión integral del campo mexicano que brinde certeza al sector en aspectos clave como la partida otorgada en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

 

“Quedamos con 56 mil millones de pesos y hemos perdido talentos: delegados agrícolas en Canadá y China, perdimos el 70 por ciento de los jóvenes que trabajaron en la renegociación. Nosotros queremos que se acabe con la corrupción, invertir para llegar a niveles de crecimiento del 4 por ciento, pero necesitamos certeza”, puntualizó.

 

En el marco de este punto, pidió al Gobierno federal que se trabaje en un plan a largo plazo, que incluya el no negociar el presupuesto para el campo cada año y el apoyo a los medianos y grandes productores, que estarán en riesgo si se quedan sin subsidios federales.

 

“Si el Gobierno decide no apoyar a los medianos productores, por ejemplo yo que soy productor de maíz, tendría que deja de sembrarlo porque con las caídas de los precios y sin los apoyos del Gobierno, los productores de Estados Unidos me van a dejar fuera del mercado”, dijo.

 

Por último, indicó que la administración federal debe garantizar el Estado de Derecho para los productores que siguen sufriendo las acciones del crimen organizado.

 

“Es un tema que vemos, que el narcotráfico está empoderado. Hay secuestros, robos de maquinaria, estamos muy expuestos y no vemos que los Gobiernos de los estados y los municipios estén actuando (…) veo hoy que la delincuencia tiene vía libre en este país”, apuntó.