Carne de res se mantiene estable

Fuente: El sol del centro
Por Laura Elena Rivera Manzanares

Ganaderos y tablajeros absorben costos porque al momento en que venden más caro, se caen las ventas.

En tanto productos de la canasta básica reportan ya incrementos en sus precios al consumidor, la carne de res no tendrá por qué aumentar su costo al menos en las primeras semanas del año.

El presidente de la Unión Ganadera Regional Hidrocálida (UGRH), José de Jesús Guzmán de Alba, manifestó que por lo que respecta al valor de los productos cárnicos de res, no hay motivo para que haya variaciones notorias, pues el canal se ha mantenido.

Si acaso, los tablajeros tendrán oportunidad de subir el costo por considerar que ellos tienen sueldos por pagar, electricidad y servicios como el traslado, pero también se debe tomar en consideración que el día en que se venda más cara, los clientes dejan de comprar.

Refirió que el año pasado se mantuvo el kilo de pulpa –que es algo de lo más caro en cortes tradicionales- en 14º y 150 pesos, “el día que se intentó vender a 160, de inmediato bajaron las ventas, por eso creemos que su precio va a estar muy estable.

El introductor o productor vende las canales de res en 75 pesos por kilo, pero se debe destacar que de ésta sólo se aprovecha como carne un 50%, por eso es que el precio varía mucho dependiendo de los cortes que se ofrezcan.

Ahora bien, comentó que debido a la falta de cultura alimenticia y a la falta de una clasificación de carnes es que el grueso de los consumidores no valora la calidad de cárnicos que aquí se tienen, de ahí que los cortes finos o tipo americano, generalmente se van para exportación.

Hay cortes de carne de res que en autoservicios llegan a encontrarse hasta en 500 pesos por kilo, “son los llamados cortes americanos, que pocos mexicanos consumen tal vez por su costo, pero también por desconocimiento en su preparación”.

Esos mismos cortes es posible encontrarlos en las carnicerías tradicionales, pero llegan a ofrecerse en 150 pesos porque la gente no paga más por ellos o por el simple hecho de que no se cuenta con una clasificación de cárnicos.

Guzmán de Alba subrayó que el problema con esta proteína animal es que no es lo suficientemente valorada por la mayoría de los mexicanos, de ahí que la opción es exportarla, aunque durante el año pasado las ventas de este tipo al extranjero, también disminuyeron de manera notoria.

FRASE:
“Son los llamados cortes americanos, que pocos mexicanos consumen tal vez por su costo, pero también por desconocimiento en su preparación”
José de Jesús Guzmán de Alba
Presidente de la UGRH